ENVÍOS A TODO MÉXICO DE 24 A 48 HRS GRATIS A PARTIR DE $799 PESOS
Piel

Cuidado de la Piel: ¿Cómo combatir la Rosácea? 

Cuidado de la Piel ¿Cómo combatir la Rosácea

Cuidado de la Piel: ¿Cómo combatir la Rosácea? 

La piel es el órgano más grande e importante de nuestro cuerpo porque es un órgano de expresión que nos permite manifestar alegría o tristeza. Pero ciertos signos y síntomas de enfermedad dificultan su función protectora y expresiva. Esta es una de las razones por las que es tan importante el cuidado de la piel.

¿Tu piel sufre de enrojecimiento? ¿Tienes venitas visibles en la cara, o pequeñas protuberancias rojas llenas de pus? Entonces sufres de rosácea, la cual es muy fácil de confundir con el acné adulto.

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad inflamatoria de enrojecimiento crónico en la piel que  se debe a una vasodilatación. Antes se manifestaba principalmente en personas de 25 a 35 años. Pero últimamente se ven pacientes incluso menores que ya tienen acné y rosácea, y buscan un tratamiento para reforzar el cuidado de la piel.

Esto tiene que ver con los daños ocasionados por el sol y el calor que tienen efectos degenerativos en la piel. Pero no debemos confundirnos: no es lo mismo tener la cara roja que tener rosácea.

La piel tiene dos capas; la epidermis que es la parte de arriba, y la dermis que es la parte de abajo. En la dermis está el colágeno y la elastina, pero también ahí se produce un daño producto de la vasodilatación. Al hacerse más grandes nuestros vasos sanguíneos se genera un exceso de plasma.

¿Cómo se manifiesta la rosácea?

Se ve principalmente un enrojecimiento en las mejillas, en la frente y en el mentón. Asimismo, se pueden observar protuberancias en la zona central de la cara y pequeñas pápulas rojizas que posteriormente pueden generar pústulas. Estas son lesiones parecidas al acné, y son las primeras señales que ven quienes acuden a una consulta para el cuidado de la piel.

Estas lesiones no son producto de un proceso infeccioso, sino más bien de la vasodilatación y la extravasación del plasma. También se presentan junto a alteraciones oculares. Algunas de estas son: 

  • Párpados hinchados y enrojecidos
  • Granitos en la zona ocular
  • Comezón
  • Ardor
  • Ojos secos

Si acudes al oftalmólogo y el doctor no sabe que tienes rosácea, le va a costar mucho trabajo diagnosticar la rosácea ocular porque los datos no son tan específicos como en la piel. Por eso es muy importante que ante un enrojecimiento crónico en la cara acudas primero al dermatólogo.

Si la enfermedad sigue avanzando aparece lo que se llama fima o fimatosis. Es decir, el engrosamiento de ciertas partes de los tejidos de la cara como la nariz, las orejas, las sienes y la frente. Estas zonas son las que a largo plazo dan el aspecto clásico de la rosácea.

¿Por qué aparece la rosácea?

La vasodilatación crónica tiene que ver con la tendencia genética de cada persona y la exposición al ambiente agresivo. Sucede cuando hay una combinación de piel delicada y sensible con tendencia genética a la rosácea. Si a eso se le suma la exposición al calor o a los rayos del sol se puede producir una degeneración de la dermis.

Con esta degeneración dérmica hay una dilatación constante en los vasos sanguíneos que deriva en la extravasación del plasma. Esto hace que unos ácaros que viven en nuestra piel se coman este plasma, lo que da origen a inflamaciones o protuberancias en diferentes partes de la cara. 

Si sigue avanzando o hay mayor exposición al sol, la dermis se sigue degenerando e inflamando. Ahí es cuando los cambios más evidentes de la rosácea se presentan y cuando hay que prestar más atención al cuidado de la piel.

Factores de riesgo y tratamiento para el cuidado de la piel

Los factores de riesgo de la rosácea son el calor, la luz, el sol y la radiación. Pero principalmente depende de si uno tiene la piel delicada y sensible. No hay que confundirla con el acné, ya que el tratamiento de la rosácea va más encaminado a tratar estos tipos de pieles sensibles con tendencia al enrojecimiento.

Lo mejor es usar jabones adecuados para piel sensible, cremas que disminuyan la vasodilatación constante y protectores solares especiales e incluso con algo de color para inhibir el enrojecimiento crónico.

También existen algunas cremas que mejoran el cuidado de la piel inhibiendo la polución excesiva de ácaros y la inflamación. 

Pero principalmente hay que tratarla con medicamentos que cambien la evolución de la enfermedad. En este caso el mejor es la isotretinoina, que ha demostrado ser uno de los mejores tratamientos para la rosácea a largo plazo.

Hay algunos alimentos que también generan vasodilatación como los picantes, irritantes y condimentos. Algunas personas son más sensibles a los efectos de estos alimentos llamados idiosincráticos. El vino tinto es un ejemplo de un alimento que está contraindicado en personas que tienen rosácea.

Encuentra todo lo que necesitas para protegerte de la rosácea en My NextDerma

Con My NextDerma obtienes todo en el mismo lugar. Consulta a los dermatólogos expertos y consigue los mejores medicamentos para tener una piel sana. ¡Lo mejor es que no tienes que moverte un metro de tu casa!

Descubre más información sobre el bienestar de tu piel en My NextDerma, la aplicación que está revolucionando el mundo de las consultas dermatológicas.¡Conoce nuestras redes de Facebook y YouTube o contáctanos por WhatsApp!

Deja tu pensamiento aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
  • Attributes
  • Custom attributes
  • Custom fields
Click outside to hide the compare bar
Compare